martes, 11 de diciembre de 2012

EL MOMENTO HISTÓRICO


Por Ramón Alexis Cuéllar ram_a_coe@hotmail.com

Continuando con la reflexión del proceso eleccionario que se avecina este próximo 16 de Diciembre, vale la pena pasearnos por lo sucedido el 23 de Noviembre de 2008, cuando en las elecciones municipales de Libertador, se presentó la candidatura del camarada Carlos León, quién aspiraba a la relección y por inconformidad de algunos “revolucionarios” se lanzó la candidatura paralela de Fredys Terán.
Por todos es conocido que el desenlace de esta maniobra colocó al candidato opositor en la alcaldía del municipio Libertador, dando al traste con los objetivos trazados por la revolución para ese entonces.
Muchos dirán que si se sumaban los votos de ambos candidatos del proceso revolucionario, tampoco se alcanzaba el objetivo, sin embargo esta no es la verdad, en todo esto juega un papel sumamente importante la imagen que se refleja de cara al pueblo, no solo a la base del PSUV, al pueblo que busca la diferencia entre la vieja política y la quinta república que se intenta construir.
El comandante Chávez no se cansa de llamar a la unidad, repitiendo “unidad, unidad, unidad”, pero esto parece no encontrar oído, como muchos otros llamados del comandante, en la militancia PSUVista y revolucionaria en general, parecen no entender que la imagen de unidad genuina llama muchos mas adeptos y consolida la construcción del verdadero socialismo.
Paso a creer que ni a los actores políticos, ni a la militancia revolucionaria, les interesa en lo absoluto consolidar el proceso que viene gestando Hugo Rafael Chávez Frías, y solo toman la coyuntura que se avecina el próximo 16 D, como una parafernalia electorera, sin vislumbrar lo que verdaderamente representa esta jornada en la permanencia del proceso revolucionario en el estado Mérida.
Esto lo digo por cuanto no se aprecia la más mínima actitud de acercamiento entre las partes, y por el contrario se dedican a desprestigiarse el uno al otro y este no es el deber ser, el que ha manifestado ser chavista, debe demostrarlo con su lealtad al líder y el que manifiesta ser revolucionario, debe demostrarlo haciendo todo cuanto esté a su alcance por coronar el triunfo de la revolución en Mérida, dejando de lado las legítimas apetencias personales que pueda tener, el momento histórico que vive la revolución en el estado así lo exige, de lo contrario el adversario, paradójicamente el mismo adversario, capitalizará, tal como lo hizo el 23 de Noviembre de 2008
Lo que está en juego no es cualquier cosa, repito, es la permanencia del proceso revolucionario en el estado, una debacle nuestra en los resultados electorales del 16 D, traería consecuencias muy negativas que luego tendríamos que lamentar y con mucho trabajo tratar de reconstruir.
Para concluir quiero dejar a su reflexión una fábula que ilustra de algún modo lo que nos está correspondiendo vivir y sus posibles consecuencias.

¡Hasta la victoria siempre!

"La fábula del puerco espín"

Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío. Los puerco espín dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.
Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con una persona muy cercana puede ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro. De esa forma pudieron sobrevivir.
...Moraleja de la historia... La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada